Saltar al contenido

Cómo hacer una jardinera de cemento

06/10/2021
Cómo hacer una jardinera de cemento

Las grandes jardineras son especialmente atractivas en el jardín y en la terraza. Pueden utilizarse para separar visualmente la zona exterior, protegerla de las miradas indiscretas o simplemente embellecerla. Cualquiera que haya mirado en el centro de jardinería sabrá que las macetas grandes no son nada baratas. Si quieres ahorrar algo de dinero, puedes remangarte y hacer tú mismo estas bonitas jardineras. Sigue leyendo para descubrir grandes ideas, instrucciones y consejos útiles para las jardineras de hormigón hechas en casa.

Las macetas y jardineras de hormigón son muy populares y por una buena razón. A diferencia de la terracota, el hormigón es resistente a las heladas y muy estable, lo que hace que las jardineras sean resistentes a la intemperie y, por tanto, ideales para su uso en exteriores. Ya sea como pantalla de privacidad o simplemente como acento decorativo, las jardineras de hormigón son una excelente opción para jardines y patios. Si quieres hacer tus propias jardineras de hormigón, puedes elegir la forma que quieras. Con el encofrado adecuado, las jardineras pueden hacerse cuadradas, redondas, estrechas, altas o bajas. Si no te gusta tanto el aspecto del hormigón, puedes colorear, pintar o decorar las macetas terminadas con dibujos a tu gusto. El material no deja nada que desear.

 

¿Qué hormigón usar para una jardinera de bricolaje?

Para el bricolaje con hormigón, se suele utilizar cemento artesanal especial u hormigón vertido, que suele ser fino y algo más fluido. Dado que necesitarás bastante más hormigón para una jardinera que para un pequeño proyecto de artesanía, merece la pena comprar uno o varios sacos de hormigón premezclado y mezclarlo tú mismo. Esto no es tan difícil como podría pensarse y además es mucho más barato. El hormigón que se elija suele depender del aspecto que deba tener la superficie de la jardinera terminada. El solado de hormigón fino, por ejemplo, crea superficies lisas, mientras que una bañera hecha de cemento de solado tendría una superficie algo más rugosa. Por otro lado, si quieres que la jardinera tenga un aspecto natural, también puedes optar por el hormigón de turba.

Proyecto de bricolaje: haga usted mismo grandes macetas de hormigón

Si te parecen bonitas las jardineras grandes de hormigón y te gustaría tener algunas en tu propio jardín, no tienes por qué comprarlas ya hechas. A continuación, le mostraremos cómo hacer una jardinera de hormigón usted mismo. Las instrucciones son para una jardinera cuadrada de 60 cm de ancho y 80 cm de alto. Sin embargo, si lo desea, puede hacer la jardinera de hormigón de 1 m o incluso más.

  La olla de barro: herramienta ingeniosa para regar de forma fácil y cómoda

Materiales y herramientas necesarios:

  • Saco de 40 kg de hormigón premezclado
  • Paleta
  • Agua
  • Madera contrachapada de 19 mm de grosor
  • Sierra circular
  • Mazo de goma
  • Tornillos y pernos
  • Cinta de blindaje
  • Tubo de PVC de 5 cm cortado a una altura de 10 cm
  • Papel de lija o cepillo de alambre

jardinera de cemento

Instrucciones: Construcción de encofrados de hormigón

El primer paso es diseñar el encofrado de hormigón. En primer lugar, construye dos cajas, una cuadrada de 60 x 80 cm y otra cuadrada de 55 x 75 cm, cortando la madera contrachapada al tamaño deseado. Para la caja de madera contrachapada más grande, corta 4 paneles de 60 x 80 cm y un panel de 60 x 60 cm para el fondo de la caja. Para la caja de madera contrachapada más pequeña, corta 4 paneles de 55 x 75 cm y luego corta cada uno por la mitad a 27,5 x 75 cm. Esto facilita la extracción de las partes interiores una vez que el cemento se ha endurecido. Por último, corta una placa de 55 x 55 cm para el fondo de la caja más pequeña. Haz un agujero de 5 cm de diámetro en el fondo de la caja grande e introduce el tubo de PVC a través de él. Esto creará el drenaje para la jardinera. El tubo de PVC debe estar 5 cm por encima del fondo de la caja. Cubre la parte superior de la tubería de PVC para evitar que el cemento se introduzca en el interior. Después de haber construido las dos cajas de madera contrachapada, puedes proceder a verter el hormigón.

Verter el hormigón

Mezcle el hormigón según las instrucciones de la bolsa hasta obtener la consistencia que necesita. No añada demasiada agua, ya que esto puede causar grietas cuando el hormigón se seque. Ahora puede verter el hormigón. Primero vierte una capa de 5 cm de hormigón en la caja grande. A continuación, coloca la caja más pequeña en el centro de la caja grande. Asegúrese de que los bordes tengan el mismo tamaño en todo el contorno. Puedes cortar bloques de madera de 5 cm y atornillarlos a los bordes para que la separación sea la misma en todo el contorno. Ahora es el momento de verter el hormigón en el molde. Utilice una paleta para hacerlo. Golpea la caja con el mazo de goma mientras viertes el hormigón para asegurarte de que cae hasta el fondo. Cuanto más fuerte golpee, menos agujeros aparecerán en el hormigón.

  Como recuperar planta lavanda seca

Dejar secar el hormigón y desmoldar

Una vez que el hormigón esté completamente seco, puedes retirar las cajas de madera contrachapada para dejar al descubierto la jardinera. Las partes exteriores son muy fáciles de desenroscar. El interior, sin embargo, es un poco más difícil. Si es necesario, puedes utilizar un destornillador plano y un martillo para arrancar el contrachapado. A continuación, lija los bordes y las zonas rugosas que quieras alisar. A continuación, puede pintar la jardinera de hormigón terminada con tinte y sellador.

Plantar la jardinera de hormigón

Ahora es el momento de plantar. Se recomienda utilizar tierra especial para plantas en maceta para las nuevas plantaciones. Antes de añadir la tierra a la maceta, asegúrese de que el hormigón está completamente seco. Dependiendo de la plantación, puede colocar una capa de drenaje en el fondo de la bañera. Asimismo, asegúrese de disponer de suficiente tierra, ya que a menudo se subestima la cantidad necesaria debido al tamaño de la bañera.

Ideas geniales para macetas de hormigón de diferentes formas

Las jardineras de hormigón pueden tener cualquier forma y tamaño. Todo lo que necesita es un molde adecuado. He aquí algunas ideas originales para las que se utilizaron principalmente objetos viejos y sin usar para hacer macetas y tinas. Déjese inspirar para su propio proyecto.

Haga usted mismo una jardinera redonda de hormigón

Las jardineras redondas resultan mucho más elegantes que los modelos rectangulares y pueden aportar un toque romántico al jardín. Para hacer una jardinera redonda de hormigón tú mismo, puedes utilizar dos cubos de plástico redondos de diferentes tamaños, por ejemplo. Para facilitar el desprendimiento de los cubos del hormigón, puede recubrirlos previamente con aceite vegetal. El procedimiento es similar al del proyecto anterior. Se pone un poco de la mezcla de cemento en el fondo del cubo grande, luego se coloca el cubo pequeño encima y se llena el espacio entre ambos recipientes con cemento. Para que el cubo pequeño sea estable, llénalo con pesos, como por ejemplo algunos ladrillos. Una vez que el hormigón se haya secado, separe los cubos y la jardinera de hormigón estará lista.

  Diferencia entre la tierra para macetas y el compost

Cómo hacer una jardinera de cemento

Utiliza los muebles viejos para conseguir formas interesantes

¿Se pregunta cómo obtuvo este cubo sus adornos? No, no se compró así, sino que se hizo con la ayuda de una vieja puerta de armario. También puedes crear formas similares fijando varios elementos en el exterior del contenedor interior antes de verter el hormigón.

Con esta idea, el procedimiento es aún más sencillo. Simplemente coge un taburete de plástico y utilízalo como molde para la maceta casera. Para ello, primero haz un molde de poliestireno y envuélvelo en film de plástico. A continuación, colocas el taburete boca abajo, viertes un poco de hormigón para el fondo del cubo y colocas un recipiente más pequeño encima. A continuación, vuelva a rellenar los huecos con cemento, déjelo secar y desmóntelo.

Haz tus propias macetas de diferentes formas con hormigón

Se pueden hacer macetas de cualquier tamaño con hormigón. Además de una maceta grande, también puedes hacer tú mismo algunas macetas. Las botellas de plástico de distintos tamaños, por ejemplo, son perfectas como moldes.

Embellecer las jardineras de hormigón

¿Quieres darle un toque lúdico al hormigón gris? A continuación, puedes pintar la jardinera de hormigón del color que quieras o colorear el cemento con pigmentos de color. Elige colores que armonicen bien con el entorno.

En lugar de verter hormigón, haz tus propias jardineras con losas de hormigón

He aquí una idea para los perezosos. En lugar de mezclar y verter el hormigón, puedes hacer tú mismo bonitos maceteros con losas de hormigón. Para ello, primero se construye un marco con postes de madera que se atornillan y luego se pegan las losas de hormigón con cola de montaje. Si quieres hacer una jardinera más alta, puedes pegar dos o más placas de hormigón. Sin embargo, esto hará que la jardinera sea mucho más pesada.